¿Perros vivos o leones muertos?

Comentarios concisos, concretos. Opiniones variadas sobre temas de cualquier tipo. La polémica con pocas palabras...

Moderadores: fabriciano, faulkner

Carlos Alberto Carcagno
Veterano
Mensajes: 559
Registrado: 09-05-2004 18:38
Ubicación: Ramos Mejía - Buenos Aires -Argentina
Contactar:

¿Perros vivos o leones muertos?

Mensaje por Carlos Alberto Carcagno » 20-03-2018 20:51

Ella: - Parece mentira que haya convivido tanto tiempo con él. Me impresiona como si hubiera pasado un tiempo enorme desde que dejamos de vivir juntos. Con el paso del tiempo una olvida las cosas malas y van quedando solamente las buenas, un cariño piadoso que permite ser indulgente con el que ya no está en mi vida. Pasaron siete años... Quizás sea este el secreto de la vida: saber poner distancia y guardar solo lo bueno.



Él: - De esta forma, es como si estuvieses viviendo en un cementerio, rodeada de tumbas y solo de los buenos recuerdos de los que ya no son. El "bueno" de turno sería como el cuidador del cementerio; hasta que lo malo en él, para ti, lo transforme en un muerto más. Pienso que estás equivocada. Yo creo que el secreto de la vida está en saber ver lo bueno de alguien y olvidar lo malo sin tener que alejarse de él.

Vivir en un mundo de olvidados y ausentes no nos enriquece. Tan solo abona nuestro egoísmo, junto con el amor propio "desparejo" ["Ama a tu prójimo como a ti mismo" - Levítico 19: 18] que lo hace posible, y deja espacio libre para que brote y se desarrolle lo malo que hay en ti misma. Y mañana podrías estar vos (tú) en una tumba en el cementerio de los afectos de alguien.



Apostá (apuesta) a la vida. La Biblia dice: "[M]ejor es perro vivo que león muerto". (Eclesiastés 9: 4, Reina-Valera 1960) Que alguien hoy sea para vos (ti) un perro abandonado y enfermo, pero vivo, es mucho mejor que el mismo perro transformado en un león muerto por el paso sanador del tiempo y del olvido. Los leones muertos no sirven para nada.
Saber lo que todos saben no es saber. El saber comienza donde los otros no saben. Por eso la verdadera ciencia está más allá que la ciencia.

Remy de Gourtmont (1858-1915)

Responder