Hilando fino

Multitemático. Etimologías interesantes. Errores comunes de interpretación. Cambio del sentido original de una palabra. Creencias populares que no son ciertas. Siempre desde el respeto por todas las creencias y posturas; dando el fundamento y las referencias exactas de lo que se dice.

Moderador: Carlos Alberto Carcagno

Responder
Avatar de Usuario
Carlos Alberto Carcagno
Veterano
Mensajes: 557
Registrado: 09-05-2004 18:38
Ubicación: Ramos Mejía - Buenos Aires -Argentina
Contactar:

Hilando fino

Mensaje por Carlos Alberto Carcagno » 29-10-2016 17:30

Ella: - ¡Cheee! Me debés (me debes) un par de ejemplos más de cosas razonadas.

Yo: (jocosamente) ¡Codiciosa de razonamientos! ¡Viciosa!

- Adicta.

- ¡Cuidado con la sobredosis!

- ¡Ja, ja! Dale, no te hagas rogar.

- Bien. Suele decirse que Satanás mató a Jesús y pienso que no es del todo cierto, ni del todo falso. Tampoco estoy muy seguro si es enteramente un razonamiento deductivo el que me llevó a esta conclusión. Si lo es, es uno bastante complejo y alguna premisa podría tener origen en una valoración personal, en una opinión, más que en cosas escritas en el Libro. No tengo dudas de la veracidad de la conclusión, pero no soy un experto en lógica y la naturaleza del asunto me excede.

- ¿Cómo que es parcialmente cierto y parcialmente falso?

- Supongamos que este fuera el Paraíso y que todo fuera amor y armonía. Me las ingenio para sembrar el odio y lo hago tan bien que muchos se encienden unos contra otros. Alguien viene y te mata. Yo no te maté, pero también el otro no te hubiese matado si yo no sembraba el odio. Luego, en cierta forma, te maté. Depende de cómo lo mires.

Ella: - ¡Ajá, sí, claro! Intuyo, pienso que bien, a lo que quieres llegar. Veamos: Satanás intentó matar a Jesús desde que nació, pero no pudo. Después intentó que pecara, para que perdiese su perfección y tampoco lo logró. Si lo hubiera logrado, el sacrificio de Jesús no hubiese tenido valor de rescate, porque hubiera tenido menos valor que el hombre perfecto Adán. Jesús debía morir perfecto e injustamente para rescatarnos, porque el cumplimiento cabal de la Ley generaba una deuda para con él, una deuda de vida. Intuyo que quieres decirme que a Satanás no le convenía matar a Jesús si antes no había pecado. Los motivos no los tengo muy claros, todavía.

Yo: - Perfecto, casi lo tienes. Hay un punto de inflexión en la vida de Jesús. ¿Sabes cuál es?

Ella: - Su bautismo. Él no se bautizó para perdón de pecados, porque no tenía ninguno. Tampoco como dedicación a Jehová, porque por ser judío ya estaba dedicado. El se presentó a Dios para aprobación y para un propósito especial.

Yo: - Así fue. Si Satanás lo mataba antes de su presentación para propósito especial o lograba que pecara, ya no servía para el fin. Pero después del bautismo y de la aprobación de Jehová, si moría inocente se cumplía el propósito por el que Dios lo había enviado.

Ella: - Es evidente que a Satanás no le convenía que Jesús muriera después de bautizado. Tampoco es un tonto como para que no se haya dado cuenta. ¿Quién mató a Jesús y por qué?

Yo: - Hasta el soldado más raso y obtuso sabe que no es bueno caer en el juego del enemigo. Te hace predecible y estás perdido. Como dijiste, Satanás no es un tonto incapaz como para no haberlo pensado. Una vez bautizado –y no pudiendo hacer que pecara- Jesús tendría que haber caminado sobre pétalos de rosas. Nadie debía tocarlo.

Ella: - ¡Y hoy estaría vivo y esperando no sé qué! Hasta podría haber dos humanidades… Pero no fue así. ¿Por qué no sucedió eso?

Yo: - Porque Satanás el Diablo inició una rebelión y fue seguido por rebeldes. Los ángeles que cayeron para seguirlo más o menos están sujetos a él, porque en el Cielo se siguen ciertas reglas de autoridad y poder. Pero los seres humanos son otra cosa. Es más: el mismo Satanás hizo que muchos humanos ni siquiera creyeran en su existencia y la rebelión humana fue por conseguir gobierno propio. A Satanás le pasó lo mismo que al doctor Frankenstein: jugó a ser dios y creó un monstruo que no pudo dominar, que se le volvió en contra y actuó por las suyas, cargado de odio como su mismísimo padre, el Diablo. El Diablo escupió contra el viento y ya sabemos lo que pasa…

Ella: - Notable, sorprendente. O sea, al Inicuo no le convenía matar a Jesús una vez que estuvo en su misión de rescate, pero su propia simiente se encargó de desbaratarle la batalla. En ese sentido podemos decir que no mató a Jesús; pero sí si tomamos en cuenta que la rebelión inicial vino de su fuente. Nadie hubiese muerto en toda la Creación si Satanás se quedaba en su lugar. Así es un mentiroso y un criminal desde el principio.

Yo: - Este ángel, generosamente dotado de sobresalientes cualidades, se levantó en contra de un Ser muy grande para él y para cualquiera; “se la creyó” y pensó que tenía todos los cabos atados. Ni siquiera pudo sujetar a sus aliados; sus más pequeños servidores lo sumieron en una derrota vergonzosa, humillante.

Ella: - ¿Y el segundo miembro del par?

Yo: - ¿Sabes que me olvidé? Recuerdo perfectamente que te hablé de dos, pero no recuerdo qué. No tengo una laguna; tengo el Océano Índico.

Ella: - ¿Será que está muy mayor, señor?

Yo: - Piedad, señorita, piedad…
-
Saber lo que todos saben no es saber. El saber comienza donde los otros no saben. Por eso la verdadera ciencia está más allá que la ciencia.

Remy de Gourtmont (1858-1915)

HydraTomisx
Junior
Mensajes: 1
Registrado: 17-08-2017 02:25

Re: Hilando fino

Mensaje por HydraTomisx » 17-08-2017 05:10

He recibido una buena lección de esto

Responder